MARCHA DE LAS NACIONES

En 2018 tuvo lugar la primera Marcha de Las Naciones para conmemorar el 70º aniversario de la fundación del Estado de Israel.
Después de este evento estelar, quedó claro que este mensaje no sólo debía llevarse a las calles de Jerusalén, sino también a las ciudades de Israel. Por eso, las tres próximas Marchas de Las Naciones se realizaron en junio del 2019 en Sderot, Kfar Saba y Tiberias.

Próxima Marcha de Las Naciones:

Israel, 10.-15.Mai 2022

Informes de las anteriores Marchas de Las Naciones

2019

TRES CIUDADES – UN MENSAJE

La Marcha de Las Naciones 2019: Israel y las naciones se unen en amistad

Una verdadera explosión de alegría marcó la Marcha de Las Naciones el 20 de junio, cuando unos 1.000 israelíes y participantes internacionales marcharon juntos por tres ciudades de Israel.

Era el último día de clases para los estudiantes israelíes, un día que normalmente se pasa en familia en la playa. Sin embargo, en Sderot, Kfar Saba y Tiberias el jueves por la tarde, alumnos, estudiantes, soldados y familias se reunieron para la Marcha de Las Naciones.

Entre los manifestantes había también numerosos sobrevivientes del Holocausto, que contaron de sus vidas en una reunión previa a la marcha. Leopold Yehuda Fischer, nacido en 1937 en lo que entonces era Karlsbad, en Checoslovaquia, fue uno de ellos. De manera impresionante, describió cómo un día dos hombres de las SS vinieron a buscar a su padre. Desde ese día, el niño de siete años ya no tenía padre. Para Leopold mismo comenzó una odisea de huida y ocultarse. En un monasterio de Praga, tres meses en una caja de madera en el jardín, más tarde varios meses en un hoyo en el suelo: “No podía moverme, no se me permitía hacer ruido.

No sé qué hacía allí todo el día, pero sabía que estaba en ese hoyo porque soy judío. Hoy tengo 82 años, vivo en el estado judío y estoy orgulloso de ser judío”. 

Los descendientes de los autores también contaron la historia de sus familias, que fueron responsables de esa misma persecución, saqueo y asesinato que contaron los sobrevivientes del Holocausto en las tres ciudades. En la Marcha de Las Naciones caminaron juntos como muestra de amistad que no se detiene en el pasado, sino que se levanta hoy contra el antisemitismo que crece en todo el mundo y apoya al Estado judío.

En ningún otro lugar esta solidaridad es más demandada como en Sderot, que se encuentra a un kilómetro de la franja de Gaza y donde las alertas de cohetes y el aguante en los búnkeres forman parte de la vida cotidiana. El último atentado, en el que fue atacada una yeshiva, había sido justo una semana antes de la Marcha de Las Naciones. Los coches tocaban sus bocinas y saludaban con la mano para acompañar la marcha de cantos y bailes por el centro de la ciudad.
El Gran Rabino de Guatemala, Yosef Garmon, resumió la experiencia en la ceremonia de clausura: “En la Shoá sólo había dos preguntas: ¿Dónde está Dios? Y: ¿Dónde está la gente? Y cuando les ví hoy, me dí cuenta: ¡Ustedes son la gente y Dios está con ustedes!”. Ahora él mismo lanzará una Marcha de La Vida en Guatemala.

Los alcaldes de las tres ciudades también se mostraron entusiasmados por la alegría, la amistad y los numerosos y profundos encuentros durante la marcha. “¡Ahora esta  también es su ciudad! Nos pertenecen y deben volver el año próximo”, dijo el alcalde de Tiberías. Ahora también se celebrarán marchas cada año en Sderot y Kfar Saba.

Para preparar la Marcha de las Naciones, los participantes internacionales se reunieron durante dos días en una conferencia en Beit Shmuel, en Jerusalén. El inicio fue una cena de gala “Noche para honrar a Israel” en la Blaustein Hall con una impresionante vista nocturna de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Numerosos amigos del movimiento Marcha de La Vida de la vida política y de la sociedad israelí, así como de organizaciones cristianas y judías, celebraron junto a los participantes.

La diputada de la Knesset Orit Farkash-Hacohen expresó su especial agradecimiento a los representantes internacionales de las Marchas de La Vida: “El liderazgo es una actitud interior que se expresa en tus valores. Y cuando los veo reunidos aquí de las distintas naciones como gentiles que se comprometen a no tolerar ningún nuevo antisemitismo y que, además, proporcionan ayuda práctica a los sobrevivientes del Holocausto, encarnan el verdadero liderazgo.”

Fleur Hassan-Nahoum, como teniente de alcalde de Jerusalén, dio la bienvenida a los invitados a la capital y explicó el significado de la Marcha de Las Naciones utilizando el pasaje de la Torá de la semana sobre la incredulidad de los exploradores a las órdenes de Moisés.
El pecado de los exploradores en aquel momento fue su incredulidad, que resultó en miedo. “Quiero darles las gracias por tener la fe y la determinación que a los que vivimos aquí nos falta. Porque a veces no podemos ver más allá de nuestro miedo. Pero ustedes son los que nos dan la fe y la determinación para seguir adelante. Así que, desde el fondo de mi corazón, ¡gracias de parte de la ciudad de Jerusalén y de todo el pueblo judío!”

En la conferencia, los portavoces (oradores) alentaron en diferentes enseñanzas y seminarios esa misma determinación que no cede al miedo, ni elige el camino aparentemente más fácil del conformismo, sino que se aferra a las ordenanzas de Dios. Estos no sólo preparó a los participantes para la Marcha de Las Naciones en las distintas ciudades de Israel, sino que también animaron a cada individuo a ser una luz en su propio entorno y a hablar en favor de Israel.

Hier Videozusammenfassung ansehen

 

2018

UNIDOS PARA SER UNA LUZ

6000 participantes de todo el mundo en la Marcha de Las Naciones en Jerusalén

El martes 15/05/2018, con motivo del 70º aniversario del Estado de Israel, tuvo lugar una enorme Marcha de Las Naciones con 6000 participantes de Israel y de más de 50 naciones. La marcha terminó en el estadio al aire libre Sultan’s Pool con un Festival de Vida, donde las naciones expresaron su solidaridad con Israel y declararon alzar su voz contra el antisemitismo en sus países.

El movimiento internacional  Marcha de La Vida, iniciado por Jobst y Charlotte Bittner en Alemania, había invitado a cristianos de todo el mundo a Jerusalén para esta fecha especial. En los dos días anteriores a la marcha, tuvo lugar una conferencia internacional con 2.000 participantes, que sirvió para enfrentarse intensamente con el Holocausto y el papel del antijudaísmo cristiano milenario.

En el evento de lanzamiento de la marcha, celebrado el martes por la tarde en el Parque Sacher, cristianos de varias naciones contaron el entrelazamiento de sus países y familias en el Holocausto y los pogromos, y declararon su determinación de oponerse a toda forma de antisemitismo y de estar con Israel. Entre ellos estaban Bärbel Pfeiffer, cuyo abuelo ingeniero había ayudado a construir el campo de exterminio de Auschwitz, y Afshin Shamsianpur, que como ciudadano iraní declaró en un vídeo:

“No permitiremos otro holocausto a manos de Irán. Estoy con Israel, con el Dios de Israel y con el pueblo judío”.

El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, explicó sus razones personales para participar en la Marcha de Las Naciones: “Cuando Jobst Bittner y su esposa Charlotte vinieron a mi oficina hace casi un año y me presentaron su proyecto, me conmovió mucho. Acepté participar, principalmente porque soy nieto de sobrevivientes del Holocausto. Tenemos que asegurarnos de que esto nunca volverá a pasar. Y ustedes son unos compañeros (socios) maravillosos para eso”. El miembro de la Knesset Yehuda Glick también saludó la Marcha de Las Naciones con notable entusiasmo.

Ya antes de la marcha hubo una recepción en el parlamento israelí, la Knesset, para 100 pastores y líderes del movimiento de la Marcha de La Vida, organizada por “Aliados cristianos de la Knesset”. Los miembros de la Knesset Nachman Shai, Yoel Hasson (ambos de la Unión Sionista), Yehuda Glick (Likud), Merav Ben-Ari (Kulanu), Oded Forer y Robert Ilatov (Israel Beiteinu) expresaron su especial aprecio por la voz mundial de la Marcha de La Vida.

Poco después de las 17:00 horas, la marcha comenzó a moverse con innumerables banderas de Israel y de las naciones. Los peatones israelíes estaban visiblemente conmovidos por la ola de amistad y solidaridad que transmitía la marcha. Algunos tenían lágrimas en los ojos. Al día siguiente, el Times of Israel, entre otros, informó de que la mayoría de los peatones probablemente no sabían que muchos de los participantes de la marcha tenían antepasados en la SA, la SS y la Wehrmacht alemana. Los medios de comunicación israelíes lo explicaron con sensibilidad y contaron las historias de los  participantes de la marcha en entrevistas.

Al final, en el estadio al aire libre Sultan’s Pool, 1500 sobrevivientes del Holocausto se unieron como invitados de honor, invitados por la organización asociada Helping Hand Coalition – Global Forum. Bajo el nombre de “Festival de Vida”, esa noche se celebró el milagro de los 70 años de Israel con artistas israelíes e internacionales. El Presidente israelí, Reuven Rivlin, agradeció a los participantes en un mensaje de vídeo una “señal de verdadera amistad”.El ministro israelí de Comunicaciones, Ayoob Kara, y Josh Reinstein, del Grupo de Aliados Cristianos de la Knesset, hablaron de la especial importancia de la Marcha de Las Naciones en este momento. Como un signo del idioma israelí MiSchoa LeTkuma – Del Holocausto a una nueva vida – el sobreviviente del Holocausto Yechiel Aleksander subió al escenario con toda su familia: hijos, nietos y bisnietos. A sus más de 90 años, sigue viajando por el mundo para participar en tantas marchas de la vida como sea posible: Alemania, Polonia, Austria, Israel. Proclama con orgullo que ya ha presenciado (vivido) muchas más Marchas de La Vida que Marchas de la Muerte.

Durante el evento, se otorgó el Premio Marcha de La Vida al General de División Doron Almog. Se entrega a personas que han prestado servicios destacados a la memoria del Holocausto, a la reconciliación entre los descendientes de los perpetradores y las víctimas, o al Estado de Israel. Doron Almog, además de grandes méritos militares, ha fundado la organización benéfica Aleh (ahora Adi), en la que se atiende al más alto nivel a niños y adultos con las más graves discapacidades. Está convencido de que una sociedad debe medirse por cómo trata a sus miembros más débiles.

Al final, Yechiel Aleksander encendió una antorcha y pasó la luz a 70 representantes de la generación joven de Israel y de las naciones, que la llevaron simbólicamente al mundo en un relevo de las antorchas. Jobst Bittner, fundador del Movimiento de la Marcha de La Vida, hizo un llamamiento a todos los participantes, de acuerdo con el lema de la Marcha de Las Naciones -Unidos para ser Luz-  para que lleven la luz a las naciones y organicen Marchas de La Vida en todo el mundo.

Fotos del evento

http://bit.ly/MON_Photos

Mensaje (saludos) del Presidente Reuven Rivlin:

http://bit.ly/MON_Reuven_Rivlin

Mensaje del portavoz (vocero) de la Knesset Yuli Edelstein:

http://bit.ly/MON_Yuli_Edelstein