Yom haShoá 2021: Juntos para un futuro mejor

Más de 100 lugares en 25 naciones estuvieron activos en Yom haShoá

A pesar de la pandemia y las restricciones que trajo, decenas de miles fueron alcanzados de nuevo este año con el mensaje de memoria y amistad con Israel

El mensaje de la reconciliación en la calle

Las Marchas de La Vida se unen conscientemente a la conmemoración judía israelí. En Yom haShoá, esto está relacionado, entre otras cosas, con la lectura de los nombres de las víctimas. Por ello,  Marcha de La Vida, en colaboración con el memorial de Yad Vashem, realizó lecturas públicas de nombres en más de 100 lugares del mundo. El Gran Rabino Israel Meir Lau de Israel, sobreviviente del Holocausto y Presidente del Consejo Asesor de Yad Vashem, agradeció a  Marcha de La Vida su compromiso con el recuerdo, que es una tarea sagrada: “Por ello, queremos animarlos y admirar sus actividades”.

Cuando fue posible, la lectura de nombres se combinó con una marcha, incluso en Berlín, Tubinga, Albstadt-Ebingen, Flensburg, así como en Schaffhausen, Zúrich (Suiza), Lima (Perú) y Quito (Ecuador). En muchos lugares se celebraron actos de diferentes tamaños con sobrevivientes del Holocausto y representantes de la vida pública. En vista del dramático aumento del antisemitismo desde la pandemia, el llamamiento para Yom haShoá 2021 fue aún más importante para no mirar hacia otro lado ni permanecer en silencio. En la declaración conjunta, que se leyó en diferentes idiomas en todos los lugares, el fundador de Marcha de La Vida, el apóstol Jobst Bittner, escribió: “Los insultos y la difamación forman ya parte de la rutina diaria en las redes sociales. Las teorías conspirativas antijudías, la relativización del Holocausto y el antisionismo se encuentran como otras formas del odio centenario a los judíos. Por eso, como Movimiento Marcha de La Vida, ¡alzamos juntos la voz por un futuro mejor sin antisemitismo!”

Encuentros personales en todo el mundo

El evento internacional en línea de la noche de Yom haShoá estuvo marcado por encuentros e historias personales. Los representantes de  Marcha de La Vida de 16 países honraron cada uno a un sobreviviente de la Shoá con el que comparten una amistad personal. Helena Weinrauch, que sobrevivió a tres campos de concentración y a una Marcha de La Muerte, y que escapó por poco de la muerte una y otra vez, tenía un mensaje especial para el público de más de 3.000 personas esa noche: a pesar de todas las humillaciones, torturas y traiciones que experimentó, el odio no aparece en su vocabulario: “Porque si odio, entonces no soy mejor que los nazis. He perdonado”.

En la última parte de la conmovedora noche quedó claro que la Shoá no es un acontecimiento lejano del pasado, sino que ha dejado su huella en las siguientes generaciones. Cuatro músicos, descendientes de víctimas y descendientes de perpetradores, respectivamente, de Alemania e Israel, abordaron en sus canciones las consecuencias de la Shoá en sus propias vidas y cómo cada uno pude convertirse en una voz de reconciliación y sanación al decir la verdad.

Este asunto fue recogido por los medios de comunicación de todo el mundo. Así, el mensaje llegó a decenas de miles de telespectadores, lectores de periódicos y oyentes de radio. La voz del recuerdo, la reconciliación y la amistad con Israel no puede detenerse ni siquiera durante una pandemia.

Álbum de fotos en Facebook:

Ver ahora 

A Selection of Media Coverage:

Germany

Poland

Belarus

Israel

https://progressive-video.ynet.co.il/0421/bd2d7d5db50ce5dd39d162b950f254af-hd720.mp4

Jetzt Newsletter abonnieren

Jetzt Newsletter abonnieren

Sie möchten keine Neuigkeit mehr verpassen? Jetzt Felder ausfüllen und eintragen!

Datenschutz:

Danke! Ihr Eintragung war erfolgreich.